sábado, 2 de julio de 2016

Protecting Me - Capitulo 3

Publicado por Claudia K. Loayza M.
Maldito el que creó la alarma y el que hizo que las clases inicien tan temprano, lo último que quiero en estos momentos en ir a clases a soportar a las chicas obligándome a pedirle perdón a Mariella por lo ocurrido ayer.
-     Adrian será mejor que te apures si no quieres que el director te hecho otro castigo por tardanza
-     No tienes otra cosas que hacer en estos momentos Matt – maldición adiaba a mi hermano cuando actuaba así
-     El que tiene que hacer algo eres tú, no te olvides…
-     Que ya sé, no me lo recuerdes a cada hora, ahora déjame alistarme – dicho esto lance una almohada a la puerta de mi cuarto donde se encontraba mi hermano
-     Estaré en la cocina

El apartamento donde vivía con mi hermano mellizo era casi un pent-house – de no ser por el apartamento del vecino – por lo que las habitaciones eran muy amplias, la cocina en amplia y con todo los implementos necesarios para cualquier ocasión y una mesa estilo campo como mesa del comedor, al frente de este ultimo estaba la sala que era la más amplia puesto que tenía prácticamente doble juego de sillones – uno cerca a la chimenea – y con tres dormitorios para cada uno, por último el gran baño ubicado por los cuartos, como mis padres no paraban muchos en casa por sus viajes su dormitorio casi siempre estaba vacío.
Una vez termine de alistarme me dirigí al la cocina para poder desayunar e ir a clases, pero antes de que Matt y yo pudiéramos terminara sonó una conversación o mejor dicho una discusión casi en la puerta de nuestro apartamento

-     ¡No pienso hacer caso a lo que diga ese señor! – no podía ser cierto, porque justamente tenía que ser la voz de esa persona
-     Señorita por favor, no haga enojar a su abuelo
-     No va a obligarme a hacerlo y me da igual lo que pueda hacer – antes de que todo el edificio se enterara de la conversación salimos con mi hermano a ver qué pasaba
-     Mariella, necesitas algo – Matt siempre tan amable con las chicas
-     Disculpe joven pero es un asunto privado – el dueño de la voz resulto ser nada más y nada menos que un mayordomo, espera si Mariella está discutiendo aquí quiere decir que también vive en este edificio
-     Porque es un asunto privado, además ya dije mi respuesta puedes marcharte ya – mas el mayordomo no hizo caso a lo que dijo ella
-     Oye enana, ayer te llevaste una cosa mía sin darte cuenta, porque no entramos a tu apartamento y me lo devuelves – Mariella me miro extraña pero luego entendió la vía de salida que le estaba dando
-     Tienes razón – volvió a mirar al mayordomo y le dijo: - espérame aquí y ni te atrevas a escuchar por la puerta

Como alma que se lleva el viento entro a su apartamento – nada más y nada menos al frente del nuestro – y nos hizo una seña para que pasáramos. Su apartamento era completamente distinto al nuestro, tenía una sala grande con unas amplias ventanas que las iluminaban y con un televisor incrustado a la pared, al costada un comedor suficiente como para que los chicos de la banda entráramos, al frente de la entrada de la sala y comedor estaba la cocina a simple vista bien equipada y de alta tecnología, al final del pasadizo cuarto puertas, supongo que seria para los dormitorios o baños, quizás para algo más.

-     Que es lo que pasa Mariella – me pregunto Matt después de quedarme un rato calla y suspirar
-     Mi abuelo y sus egocentricidades – sus rostros mostraban la duda presente – mi abuelo por parte de mi padre es algo excéntrico y creo que por ser alguien adinerado debes de hacer visible tu estatus social
-     ¿Y tú tienes bastante dinero? – pregunta tonta por parte de Adrian, empiezo a pensar que a este ragazzo tenía problemas
-     No, mira tú que simplemente me metí en este apartamento abandonado en el distrito 16 – ¿Sarcasmo? ¿Dónde?
-     Está bien, cálmense ustedes dos, Mariella es mejor no retrasar tu viaje en carro – aun cuando Matt tenía razón me fue inevitable poner una cara de fastidio
-     Si tanto te desagrada la idea te podemos acompañar, solo déjanos sacar nuestras cosas
-     Sería muy buena idea Adrian, gracias

Tras decir eso, Adrian y Matt entraron a apartamento continua al mio y sacaron su cosas mientras yo esperaba con el mayordomo de mi abuelo al costado. El viaje a la academia de música en el carro fue más silencioso que un funeral, no porque no tuviéramos tema sino para evitar que el chismoso mayordomo de mi abuelo le fuera con un chisme mio.

Ni bien llegamos a la academia fui directo a la oficina de mi abuelo, para la educación que mis padres me habían dado fue muy grosero irme si despedirme o decir algo a Adrian y Matt, pero era algo importante que no podía retrasar. Al llegar a la oficina de mi abuelo la secretaria intento frenarme pero me dio igual lo decia
-     No pienso ceder ante alguna de tu imposiciones Abuelo – vía personas con las que estaban reunidas, pero en menos de un segundo les retiro del lugar
-     Que modales son esos chiquilla – el rosto del abuelo era un poema
-     Los que mis padres me inculcaron
-     Tu madre nunca supo lo quera era buenos modales, no me sorprende que salieras igual a ella – no permitiría que este señor hablara así de mi difunta madre
-     Ni tu ni nadie tiene derecho a hablar así de mi madre – mi abuelo estuvo a punto de decir algo pero lo interrumpí – que no se te olvide que tú no eres mi tutor legal y que si quiero puedo pedir a los hermanos de mi madre que retiren el apoyo financiero a la academia
-     No tengo idea de que hablas
-     Se perfectamente que la academia pasaba por un mal momento económico por tus derroches de dinero y que para evitar que me volvieras a juntar con él mis tíos tuvieron que apoyar económicamente, una sola llamada y te veras obligado a dejar la academia – dicho eso me dirigí a la puerta de la oficina, mas mi abuelo dijo algo que me dejo brevemente en shock
-     Salvatore esta en Francia, no vaya a ser que se encuentre por Paris

La revelación de mi abuelo me dejo pensando en muchas cosas que sentí la mayoría de clases pasar muy rápido, mierda lo último que quería en mi vida era volverme a encontrar con él y sabía que mi aunque me fuera al lugar más remoto del país me libraría de él, en realidad podía refugiarme en Italia pero vivir siempre ahí no era de mi agrado.
-     Pasa algo Mari, te noto rara – pregunto Clarissa recostada en un sillón, estábamos ya en el lugar de ensayo de los chicos aunque ellos no habían llegado aun
-     Ellas no son las chicas del casting – pregunte señalando a las chicas que estaban en el lugar también, quería tratar de desviar mis pensamientos del otro tema
-     Oh, veras jamás hubo un casting, quería que fueras la cantante principal del grupo, claro si tu realmente lo deseas
-     Voy a pensarlo, pero porque no me presentar a las chicas
-     Claro, claro – a veces mi amiga podía ser algo despistada – chicas quiero presentarles a Mariella, Mari ella son Katy Rinaldi, Natalie Zaens y Aisha Forman
La primera era de tez clara, ojos pardos y cabello color castaño claro con rizos, de contextura envidiable para cualquier mujer, la segunda era muy parecida a Katy solo que tenía los ojos negros y el cabello largo del mismo color y la tercera tenia rasgos más asiáticos, ojos pardos claros y cabello negro corto
-     Es un gusto conocerte Mariella – dijo Aisha – debo decir que tu voz es muchísimo mejor que la mía
-     ¿Tú también cantas?
-     Incluyendo a Clarissa y otra chica más que no tarda en llegar formamos un grupo
-     Así que se podría decir que entre todos ustedes, porque supongo que han de ser amigos todos, existe un grupo de mujeres y otro de hombres – todas las presentes asintieron – no suena muy, no sé, Grease
-     Supongo que si
-     Parece que una rubia se unió al grupo – la voz de Adrian ya me era inconfundible y eso que solo habían pasado dos días conociéndolo – y también parece que se aprendió la dirección del lugar
-     Es lo mínimo que debo de hacer si quiero  ser la cantante principal del grupo, no crees
Casi todos se sorprendieron menos Matt y Clarissa, esta ultima porque me conocía y sabia que no podía resistirme a hacer algo que no pueda fastidiar a una persona
-     Así que los chicos ya encontraron a una vocalista, eso es bueno – una voz dulce y carismática se escucho – tú debes ser la elegida, mi nombre es Dulce Lozano
-     Mucho gusto, soy Mariella Durand
-     ¿Durand? Acaso eres hija de los famosísimos cantantes italianos Durand – mierda una fan de mis padres, bueno eran famosos mundialmente, un encuentro con uno de ellos era casi inevitable
-     Exactamente la misma – no quería continuar con tema de mis padre, principalmente por lo reciente de su muerte, por lo que trate de volver a cambiar de tema – ya que voy a ser la nueva vocalista del grupo de los chicos, creo que lo más conveniente es que empecemos a practicar, no creen
-     Quien dijo que serias la nueva vocalista
-     Porque a no ser que tengas otra candidata en mente, Adrian, seré yo la vocalista
-     Bueno cálmense ambos – dijo Zack, creo que era la primera vez que lo escuchaba y debo decir que su voz era como un cantico de ángeles, no entiendo porque él no era el vocalista, o quizás si lo fue – alguna canción predilecta para cantar Mariella
-     Saben la canción that's what you get de paramode – necesitaba  desfogar mi rabia por lo dicho de mi abuelo y que mejor que con esa canción
-     Problemas en el paraíso, rubia
-     Hablas como si me conocieras de años, Ragazzo – no me busques adrian, no me dejo pisotear por nadie

Cuando los chicos ya tenían todo listo para tocar tome mi lugar como vocalista y empecé a concentrarme únicamente en Salvatore y la letra de la canción, recuerdo que mis padres siempre me dijeron que una canción salía mejor cuando una se concentraba en la letra y trataba de vivirla

wonder... how am I supposed to feel when you're not here? 
cause I burned every bridge I ever built when you were here. 
I still try holding onto silly things. I never learn. 
Oh why? ... all the possibilities... I'm sure you've heard. 

That's what you get when you let your heart win - whoa
That's what you get when you let your heart win - whoa
drowned out all my sense with the sound of its beating. 
That's what you get when you let your heart win – whoa


Cuando la canción termino sentí que había dicho muchas cosas de mi pasado si rebelar nada, creo que estuvimos practicando mas canciones alrededor de unas dos o tres horas, cada canción era un momento de risa por las poses que así al cantarlas, debo decir que algo en mi revivió en ese preciso momento.


Maldito el que creó la alarma y el que hizo que las clases inicien tan temprano, lo último que quiero en estos momentos en ir a clases a soportar a las chicas obligándome a pedirle perdón a Mariella por lo ocurrido ayer.
-     Adrian será mejor que te apures si no quieres que el director te hecho otro castigo por tardanza
-     No tienes otra cosas que hacer en estos momentos Matt – maldición adiaba a mi hermano cuando actuaba así
-     El que tiene que hacer algo eres tú, no te olvides…
-     Que ya sé, no me lo recuerdes a cada hora, ahora déjame alistarme – dicho esto lance una almohada a la puerta de mi cuarto donde se encontraba mi hermano
-     Estaré en la cocina

El apartamento donde vivía con mi hermano mellizo era casi un pent-house – de no ser por el apartamento del vecino – por lo que las habitaciones eran muy amplias, la cocina en amplia y con todo los implementos necesarios para cualquier ocasión y una mesa estilo campo como mesa del comedor, al frente de este ultimo estaba la sala que era la más amplia puesto que tenía prácticamente doble juego de sillones – uno cerca a la chimenea – y con tres dormitorios para cada uno, por último el gran baño ubicado por los cuartos, como mis padres no paraban muchos en casa por sus viajes su dormitorio casi siempre estaba vacío.
Una vez termine de alistarme me dirigí al la cocina para poder desayunar e ir a clases, pero antes de que Matt y yo pudiéramos terminara sonó una conversación o mejor dicho una discusión casi en la puerta de nuestro apartamento

-     ¡No pienso hacer caso a lo que diga ese señor! – no podía ser cierto, porque justamente tenía que ser la voz de esa persona
-     Señorita por favor, no haga enojar a su abuelo
-     No va a obligarme a hacerlo y me da igual lo que pueda hacer – antes de que todo el edificio se enterara de la conversación salimos con mi hermano a ver qué pasaba
-     Mariella, necesitas algo – Matt siempre tan amable con las chicas
-     Disculpe joven pero es un asunto privado – el dueño de la voz resulto ser nada más y nada menos que un mayordomo, espera si Mariella está discutiendo aquí quiere decir que también vive en este edificio
-     Porque es un asunto privado, además ya dije mi respuesta puedes marcharte ya – mas el mayordomo no hizo caso a lo que dijo ella
-     Oye enana, ayer te llevaste una cosa mía sin darte cuenta, porque no entramos a tu apartamento y me lo devuelves – Mariella me miro extraña pero luego entendió la vía de salida que le estaba dando
-     Tienes razón – volvió a mirar al mayordomo y le dijo: - espérame aquí y ni te atrevas a escuchar por la puerta

Como alma que se lleva el viento entro a su apartamento – nada más y nada menos al frente del nuestro – y nos hizo una seña para que pasáramos. Su apartamento era completamente distinto al nuestro, tenía una sala grande con unas amplias ventanas que las iluminaban y con un televisor incrustado a la pared, al costada un comedor suficiente como para que los chicos de la banda entráramos, al frente de la entrada de la sala y comedor estaba la cocina a simple vista bien equipada y de alta tecnología, al final del pasadizo cuarto puertas, supongo que seria para los dormitorios o baños, quizás para algo más.

-     Que es lo que pasa Mariella – me pregunto Matt después de quedarme un rato calla y suspirar
-     Mi abuelo y sus egocentricidades – sus rostros mostraban la duda presente – mi abuelo por parte de mi padre es algo excéntrico y creo que por ser alguien adinerado debes de hacer visible tu estatus social
-     ¿Y tú tienes bastante dinero? – pregunta tonta por parte de Adrian, empiezo a pensar que a este ragazzo tenía problemas
-     No, mira tú que simplemente me metí en este apartamento abandonado en el distrito 16 – ¿Sarcasmo? ¿Dónde?
-     Está bien, cálmense ustedes dos, Mariella es mejor no retrasar tu viaje en carro – aun cuando Matt tenía razón me fue inevitable poner una cara de fastidio
-     Si tanto te desagrada la idea te podemos acompañar, solo déjanos sacar nuestras cosas
-     Sería muy buena idea Adrian, gracias

Tras decir eso, Adrian y Matt entraron a apartamento continua al mio y sacaron su cosas mientras yo esperaba con el mayordomo de mi abuelo al costado. El viaje a la academia de música en el carro fue más silencioso que un funeral, no porque no tuviéramos tema sino para evitar que el chismoso mayordomo de mi abuelo le fuera con un chisme mio.

Ni bien llegamos a la academia fui directo a la oficina de mi abuelo, para la educación que mis padres me habían dado fue muy grosero irme si despedirme o decir algo a Adrian y Matt, pero era algo importante que no podía retrasar. Al llegar a la oficina de mi abuelo la secretaria intento frenarme pero me dio igual lo decia
-     No pienso ceder ante alguna de tu imposiciones Abuelo – vía personas con las que estaban reunidas, pero en menos de un segundo les retiro del lugar
-     Que modales son esos chiquilla – el rosto del abuelo era un poema
-     Los que mis padres me inculcaron
-     Tu madre nunca supo lo quera era buenos modales, no me sorprende que salieras igual a ella – no permitiría que este señor hablara así de mi difunta madre
-     Ni tu ni nadie tiene derecho a hablar así de mi madre – mi abuelo estuvo a punto de decir algo pero lo interrumpí – que no se te olvide que tú no eres mi tutor legal y que si quiero puedo pedir a los hermanos de mi madre que retiren el apoyo financiero a la academia
-     No tengo idea de que hablas
-     Se perfectamente que la academia pasaba por un mal momento económico por tus derroches de dinero y que para evitar que me volvieras a juntar con él mis tíos tuvieron que apoyar económicamente, una sola llamada y te veras obligado a dejar la academia – dicho eso me dirigí a la puerta de la oficina, mas mi abuelo dijo algo que me dejo brevemente en shock
-     Salvatore esta en Francia, no vaya a ser que se encuentre por Paris

La revelación de mi abuelo me dejo pensando en muchas cosas que sentí la mayoría de clases pasar muy rápido, mierda lo último que quería en mi vida era volverme a encontrar con él y sabía que mi aunque me fuera al lugar más remoto del país me libraría de él, en realidad podía refugiarme en Italia pero vivir siempre ahí no era de mi agrado.
-     Pasa algo Mari, te noto rara – pregunto Clarissa recostada en un sillón, estábamos ya en el lugar de ensayo de los chicos aunque ellos no habían llegado aun
-     Ellas no son las chicas del casting – pregunte señalando a las chicas que estaban en el lugar también, quería tratar de desviar mis pensamientos del otro tema
-     Oh, veras jamás hubo un casting, quería que fueras la cantante principal del grupo, claro si tu realmente lo deseas
-     Voy a pensarlo, pero porque no me presentar a las chicas
-     Claro, claro – a veces mi amiga podía ser algo despistada – chicas quiero presentarles a Mariella, Mari ella son Katy Rinaldi, Natalie Zaens y Aisha Forman
La primera era de tez clara, ojos pardos y cabello color castaño claro con rizos, de contextura envidiable para cualquier mujer, la segunda era muy parecida a Katy solo que tenía los ojos negros y el cabello largo del mismo color y la tercera tenia rasgos más asiáticos, ojos pardos claros y cabello negro corto
-     Es un gusto conocerte Mariella – dijo Aisha – debo decir que tu voz es muchísimo mejor que la mía
-     ¿Tú también cantas?
-     Incluyendo a Clarissa y otra chica más que no tarda en llegar formamos un grupo
-     Así que se podría decir que entre todos ustedes, porque supongo que han de ser amigos todos, existe un grupo de mujeres y otro de hombres – todas las presentes asintieron – no suena muy, no sé, Grease
-     Supongo que si
-     Parece que una rubia se unió al grupo – la voz de Adrian ya me era inconfundible y eso que solo habían pasado dos días conociéndolo – y también parece que se aprendió la dirección del lugar
-     Es lo mínimo que debo de hacer si quiero  ser la cantante principal del grupo, no crees
Casi todos se sorprendieron menos Matt y Clarissa, esta ultima porque me conocía y sabia que no podía resistirme a hacer algo que no pueda fastidiar a una persona
-     Así que los chicos ya encontraron a una vocalista, eso es bueno – una voz dulce y carismática se escucho – tú debes ser la elegida, mi nombre es Dulce Lozano
-     Mucho gusto, soy Mariella Durand
-     ¿Durand? Acaso eres hija de los famosísimos cantantes italianos Durand – mierda una fan de mis padres, bueno eran famosos mundialmente, un encuentro con uno de ellos era casi inevitable
-     Exactamente la misma – no quería continuar con tema de mis padre, principalmente por lo reciente de su muerte, por lo que trate de volver a cambiar de tema – ya que voy a ser la nueva vocalista del grupo de los chicos, creo que lo más conveniente es que empecemos a practicar, no creen
-     Quien dijo que serias la nueva vocalista
-     Porque a no ser que tengas otra candidata en mente, Adrian, seré yo la vocalista
-     Bueno cálmense ambos – dijo Zack, creo que era la primera vez que lo escuchaba y debo decir que su voz era como un cantico de ángeles, no entiendo porque él no era el vocalista, o quizás si lo fue – alguna canción predilecta para cantar Mariella
-     Saben la canción that's what you get de paramode – necesitaba  desfogar mi rabia por lo dicho de mi abuelo y que mejor que con esa canción
-     Problemas en el paraíso, rubia
-     Hablas como si me conocieras de años, Ragazzo – no me busques adrian, no me dejo pisotear por nadie

Cuando los chicos ya tenían todo listo para tocar tome mi lugar como vocalista y empecé a concentrarme únicamente en Salvatore y la letra de la canción, recuerdo que mis padres siempre me dijeron que una canción salía mejor cuando una se concentraba en la letra y trataba de vivirla

wonder... how am I supposed to feel when you're not here? 
cause I burned every bridge I ever built when you were here. 
I still try holding onto silly things. I never learn. 
Oh why? ... all the possibilities... I'm sure you've heard. 

That's what you get when you let your heart win - whoa
That's what you get when you let your heart win - whoa
drowned out all my sense with the sound of its beating. 
That's what you get when you let your heart win – whoa



Cuando la canción termino sentí que había dicho muchas cosas de mi pasado si rebelar nada, creo que estuvimos practicando mas canciones alrededor de unas dos o tres horas, cada canción era un momento de risa por las poses que así al cantarlas, debo decir que algo en mi revivió en ese preciso momento.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Hopes and Dreams Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare

7